Consejos para los primeros jefes de Borderlands 3

Estos consejos sobre los jefes de Borderlands 3 os ayudarán a superar los mayores retos de las etapas iniciales del juego.

Cuando comienzas a orientarte en Borderlands 3 como nuevo Buscacámaras, algunos de las peleas contra los jefes al principio de la historia principal puede que se te hagan cuesta arriba. ¡No pasa nada! Estos sencillos consejos te ayudarán a aniquilar a cualquier jefe de Borderlands 3 que te esté dando problemas. 

Siguiendo el esquema general de los consejos de Borderlands 3, estas indicaciones deberían ser útiles con independencia de la clase del Buscacámaras, el equipo o las armas que uses. Una vez hayas acabado con los jefes de Pandora, Athenas y Promethea al comienzo del juego, ya tendrás la confianza suficiente para destrozar por tu cuenta a los jefes que te quedan por delante.

Consejos generales para luchar contra jefes

  • Moveos constantemente durante la batalla. La mayoría de los jefes os despachará en un abrir y cerrar de ojos si os quedáis quietos, así que moverse de un lado a otro es algo clave.
  • Recordad que algunos tipos de daño elemental se corresponden con las barras de salud de color, y con los jefes pasa lo mismo. El daño ígneo abrasa las carnosas barras de salud rojas, el eléctrico cortocircuitará los escudos de color azul y el corrosivo fundirá las armaduras amarillas. Procurad tener al menos un arma de cada uno de estos elementos en el inventario para tener siempre listo el elemento más efectivo.
  • En muchas luchas contra jefes hay enemigos más débiles que participarán en el combate de vez en cuando. Es normal que penséis en cargároslos nada más aparezcan, pero igual es mejor que paséis de ellos por si necesitáis liquidar a un enemigo fácilmente para conseguir una segunda oportunidad después de que el jefe os derribe y tengáis que luchar por vivir.
  • Si os queda poca salud o munición, echad un ojo por ahí por si veis cajas de suministros por el entorno; así podréis reabasteceros y salir victoriosos de una lucha que ya parecía perdida.
  • Si algún jefe os está poniendo de los nervios, igual es porque no tenéis el nivel suficiente para afrontar ese desafío. Una forma fácil de subir de nivel y aumentar vuestras posibilidades de ganar es completar las misiones secundarias desperdigadas por la galaxia. Si veis una exclamación amarilla en el mapa, ahí os estará esperando una de ellas.
  • Encontrar el punto débil de los jefes es crucial para acabar con ellos de manera rápida y eficiente, pero, a veces, no están en lugares tan obvios como la cabeza. Si no veis los indicadores de Impacto crítico al disparar a un jefe, seguid probando en otras zonas hasta que encontréis el punto perfecto y luego disparad ahí como locos siempre que podáis.
Shiv

Pinchito

  • Mientras apuntáis a Pinchito, moveos de un lado a otro sin parar para poder esquivar las hachas que os lance y la estela de su golpetazo terrestre.
  • Podéis hacer que el enemigo se acerque a los peligros del entorno cercanos (como los generadores eléctricos o los barriles explosivos que podéis lanzar por los aires con ataques cuerpo a cuerpo) y luego dispararles cuando él esté al alcance. Así podréis infligir daño extra; además, si electrocutáis a Pinchito, también podréis aprovechar para dispararle un poco más mientras esté aturdido.
Mouthpiece

Orador

  • El escudo del Orador no le protege la cabeza, así que apuntad a su pedazo de casco para asestarle impactos críticos en la azotea cuando esté protegiéndose.
  • Si activa los gigantescos altavoces para ejecutar su ataque de ondas sónicas, los cables del suelo se iluminarán mientras empiezan a acumular energía, así que alejaos de ahí de inmediato. Si tenéis el oído afinado, también podéis buscar pistas acústicas en medio del combate para esquivar más fácilmente los ataques de los que seáis objetivo.
  • El Orador parece que valora más su música que su vida; si os fijáis, cuando la música empiece a sonar a toda traca, muchas veces dejará de atacar y se marcará un bailecito de lo más arrogante. Aprovechad entonces para asestarle unos cuantos impactos críticos antes de que reaccione.
  • Los tinks que llama el Orador al campo de batalla no suponen mucho problema, así que no os preocupéis por matarlos a menos que haya demasiados. La mayoría del tiempo se olvidarán de vuestra existencia y moverán el esqueleto al ritmo de la música del Orador.
Gigamind

Gigamente

  • Si no queréis que el escudo de Gigamente se vaya recargando, tendréis que infligirle daño constante. Con pistolas, escopetas, fusiles de asalto y subfusiles podréis darle su buena ración de plomo a corta distancia.
  • Cuando Gigamente use sus drones para crear un escudo frontal, rodead al enemigo y centraos en el punto débil brillante de la espalda. Así podréis cargaros a este pretencioso cerebro embotellado en un periquete.
Traunt

Capitán Traunt

  • El aborrecible capitán "¡TRAAAAAAUNT!" será el enemigo más difícil al que os habréis enfrentado hasta entonces, así que no os vengáis abajo si tenéis que intentarlo más de un par de veces. Como las demás tropas pesadas de Maliwan que os habréis topado por Athenas, el punto débil del capitán Traunt es la bombona elemental que tiene en la cabeza.
  • Puede que os sintáis tentados a poneros a cubierto y disparar al capitán desde el nivel superior del templo, pero entonces caeréis en una trampa mortal, porque Traunt a veces creará una bola de fuego o hielo que dará vueltas por los límites del mapa y no siempre será fácil de esquivar. Lo mejor es que os llevéis la pelea con Traunt al nivel inferior y mantener las distancias con su lanzallamas sin desviaros hasta la ruta del orbe elemental.
  • Traunt es un maestro del fuego y del hielo y tiene algunos ataques elementales escurridizos que os derretirán si no vais con cuidado. Cuando Traunt lanza al aire su bola de hielo con pinchos, cargáosla rápido para que no acabéis yendo más lento que un caracol. Y cuando tire un montón de lava ardiente al suelo, tened cuidado de no pisar las llamas mientras disparáis.
Killavolt

Necrovatio

  • Necrovatio es un jefe opcional que os encontraréis al final de la misión secundaria de Moxxi "Mata a Necrovatio" que hay en Promethea. Es sorprendentemente duro, así que si os empeñáis en matarlo os recomendamos ir a por él al menos en nivel 16.
  • Cada vez que el suelo de la zona de Necrovatio se vuelva amarillo, tendréis que moveros si no queréis que os electrocute. Si no os alejáis a tiempo, no os olvidéis de saltar sin parar para que os haga el menor daño posible.
  • Necrovatio tiene un traje especial que le convierte en la excepción del daño elemental ya que es inmune al daño eléctrico, aunque su barra de vida azul indica que es vulnerable al daño eléctrico.
  • El gran escudo de Necrovatio le protege bien y a lo mejor os resulta difícil buscarle la espalda para dispararle bien si os tiene en el punto de mira. Si podéis, disparadle por la espalda, pero también podéis intentar dispararle a los pies en vez de malgastar balas en su escudo.
  • El punto débil de Necrovatio es el generador cargado que lleva a la espalda, pero también tiene otra debilidad. Si seguís el consejo de Moxxi y disparáis a la entrepierna de Necrovatio infligiréis un golpe crítico especial que, por lo visto, duele muchísimo. No os sintáis mal por volar el paquete de Necrovatio en mil pedazos: se lo merece.
Katagawa Ball

Bola de Katagawa

  • Un método infalible para derrotar a la rapidísima Bola de Katagawa es mantenerse lejos y no parar de moverse mientras se dispara sin dejar de dar vueltas por las paredes exteriores del edificio. La zona en la que está la Bola de Katagawa es gigante, así que hay espacio suficiente para trastear. ¡Pero cuidadín con no quedaros encerrados en un sitio por ir a lo loco y disparar un objeto sólido sin querer!
  • Las armas corrosivas y eléctricas van genial contra la armadura amarilla y la barra de salud de escudo azul de la Bola de Katagawa, aunque no son imprescindibles.
  • Si queréis tomaros un descansito durante la pelea, intentad atraer a la Bola de Katagawa a la parte superior de la habitación, luego saltad al piso de abajo y cubríos bajo el alerón grandote que hay en el medio. Así también podréis reponer la munición y conseguir una o dos jeringas.
Katagawa Jr

Katagawa Jr.

  • Katagawa Jr. es tramposo por naturaleza y por ello intentará engañaros constantemente con sus digiclones holográficos que os dispararán desde los pedestales que hay en las esquinas de su zona. Si disparáis a uno o a varios Katagawas y no baja la salud de Katagawa Jr. que aparece en la parte superior de la pantalla, significa que estáis disparando a un clon y que deberíais poneros a disparar a uno de los otros Katagawas. Si no sabéis desde dónde os disparan podéis mirar rápidamente el minimapa, donde aparecerá la ubicación de vuestros enemigos.
  • Para este combate os aconsejamos equiparos al menos un arma con mira y una escopeta, ya que Katagawa Jr. se teletransportará mucho cerca de vosotros para daros un tajo con su espada. Suponiendo que tenéis munición suficiente y que apuntáis medio bien, una pistola con mira os irá bien tanto para el combate a corto como para largo alcance, que es lo que se necesita en este combate.
  • Katagawa Jr. intentará provocaros si os quedáis cerca de los generadores de energía volátil, así que aprovechad para disparar a las bobinas azules cuando esté cerca de ellas para causarle más daño eléctrico.
Rampager

El Devastador

  • Este aterrador guardián de la Cámara tiene tres formas y todos sus puntos débiles se centran en la boca abierta que tiene en su calavera mutante. En su primera forma solo hay que dispararle a la boca cuando esté cargando un chorrazo corrosivo. En su segunda y tercera forma la calavera se hunde en el pecho del Devastador, así que tenéis que apuntar bien y dispararle al pecho en vez de a la cabeza.
  • Si os fijáis, veréis que hay unas volutas azules volando en la otra punta de la sala. Si les disparáis recuperaréis munición y salud, pero os recomendamos dejaros unas cuantas disponibles por si acaso. Cada vez que caéis ante el Devastador, no tenéis más que disparar a las volutas para conseguir una segunda oportunidad con un solo disparo.
  • Durante este combate salen unos eridianos hostiles que son peligrosos, sobre todo porque os complicarán la visión, ya que atacan cuerpo a cuerpo. Por suerte podréis acabar con ellos nada más salir con un par de granadas bien puestas.
  • Cuando el Devastador está en su tercera forma con pinta de dragón, tendréis que aseguraros de no estar debajo de él cuando se lance por la habitación soltando bolas de fuego como panes.